Las Prioridades de Jan

Vivienda de Costo Accesible

Estamos experimentando una crisis de vivienda en nuestro estado. El sueño de ser dueño de su propia vivienda, que una vez fue la base del sueño americano, está cada vez más lejos de alcanzarse. Mi oponente vende casas a precios fuera del alcance de toda persona, menos los más ricos. Como representante estatal, él votó en contra de un proyecto de ley que apoya el desarrollo de viviendas de costo accesible en el estado de Washington (HB 1220) y un proyecto de ley que establece un programa de asistencia para viviendas de alquiler financiado por el estado (HB 1277). El este de Washington merece un cambio.

 

Como su representante estatal, le daré prioridad a la vivienda de costo accesible y a la protección de los inquilinos. Mis décadas de experiencia como propietaria de un pequeño negocio me enseñaron que hay que invertir para ver el crecimiento. La vivienda segura y de costo accesible no sólo beneficia a quienes la necesitan, también apoya una economía sólida al garantizar que nuestras comunidades son excelentes lugares para vivir y trabajar.

Cuidado Infantil Accessible

Las familias trabajadoras merecen tener acceso al cuidado infantil que sea seguro, confiable y de costo accesible. Con mucha frecuencia hay opciones limitadas para los padres que trabajan. El acceso al cuidado infantil ha sido un problema continuo para las comunidades del este de Washington y la pandemia expuso aún más esas deficiencias, exacerbando las desigualdades existentes.

Conozco esta batalla por experiencia propia. Durante algunos años difíciles de mi carrera, trabajé siendo madre soltera para mantener a mi familia. Nunca imaginé que décadas después nuestras comunidades aún estarían luchando con la escasez de opciones para el cuidado infantil de costo accesible. El este de Washington merece un cambio. Como su representante estatal, lucharé por las familias trabajadoras.

Derechos Para La Salud Reproductiva 

Al igual que muchos de ustedes, observé con horror como la Suprema Corte de Estados Unidos emitió una decisión que ha resultado en que más de 20 millones de personas en todo el país perdieran el acceso a abortos seguros y legales. Esto es extralimitación del gobierno, simple y llanamente. Todos merecemos tomar decisiones médicas privadas por nosotros mismos sin que el gobierno invada nuestra libertad.

A pesar de que las personas que buscan un aborto aún pueden acceder a uno en el estado de Washington, es esencial que trabajemos para proteger y fortalecer este derecho. Mi oponente votó en contra de un proyecto de ley que extiende las protecciones para las personas que buscan y proporcionan abortos en el estado de Washington (HB 1851). El este de Washington merece un cambio de liderazgo. Como su representante estatal, defenderé sus derechos y apoyaré la legislación que hace que el acceso al aborto sea equitativo y proteja a los proveedores médicos que realizan ese procedimiento.

Yo era madre soltera con dificultades cuando Planned Parenthood me proporcionó atención médica y anticoncepción y conozco por experiencia los desafíos a los que se enfrentan las personas, especialmente en las comunidades rurales como la nuestra, para obtener y pagar por la atención para la salud. Creo que las personas sanas construyen comunidades saludables.

Trabajaré todos los días como su representante estatal para garantizar que sus derechos para la atención a la salud estén protegidos.